Loewe elevado al cubo

Loewe trabaja con pieles de calidad suprema y puede permitirse presumir de ello. Precisamente por eso la firma diseña modelos como el bolso ‘Cubo’, incluido en la colección Skin para la temporada primavera-verano 2014. Porque puede presumir de sus pieles. En este caso, el punto de partida se sitúa en un lugar muy cercano al mundo de la arquitectura.

Y es que este bolso es una auténtica caja de sorpresas y puede presentarse plegado, con una forma completamente plana, gracias a su estructura. Su patronaje, inteligente e innovador, permite que adopte esa sorprendente apariencia que muestra en la imagen y que supone una solución muy ingeniosa ante la falta de espacio para transportar el bolso en una maleta o guardarlo en un armario.

Bolso Cubo de Loewe

La clave para convertir formas bidimensionales en estructuras tridimensionales reside en el uso de pieles grandes, resistentes, suaves y flexibles. En cuanto a su forma, ‘Cubo‘ tiene la apariencia romboide de un bolso clásico. Pero la reinterpreta, juega con ella y explora sus posibilidades.

Está disponible en colores nude, blanco y negro e incorpora dos acabados de cuero nuevos en el trabajo de Loewe: ternera lisa brillante y nubuck liso flexible.

Deja un comentario