Altiplano 38 mm 900P

El título de reloj más delgado del mundo basta para entender la importancia del Altiplano 38 mm 900P. Piaget ha encontrado en los movimientos ultraplanos un filón que no piensa abandonar. Son los indiscutibles maestros de este tipo de mecanismos y esta nueva pieza lo confirma. La manufactura de Ginebra tiene actualmente en catálogo 35 calibres y 23 de ellos perteneces a esta categoría.

Lejos de ser una tendencia, Piaget no hace sino mantenerse fiel a su propia historia, que cuenta con hitos tan importantes como el calibre 9P de 1957 y el 12P de 1960. La tradición fue recuperada en 2010 con el 1200P que, con su grosor de 2,35 milímetros, pasa por ser el movimiento automático más plano del mundo.

Ante el nuevo reto de superarse a sí mismos, el equipo técnico de la manufactura ha tenido que romper las reglas de la relojería. La caja del Altiplano 38 mm 900P tiene una altura de apenas 3,65 milímetros. Con los medios habituales hubiera sido imposible fabricar un reloj convencional de estas medidas. La solución ideada por Piaget ha consistido en prescindir de la platina del movimiento y lograr que el fondo del reloj cumpla esta básica función de todo mecanismo.

Piaget Altiplano 38 mm 900P

Según esto, no tiene sentido hablar en el Altiplano 38 mm 900P de caja y movimiento pues todo el reloj forma un conjunto. Esta curiosa disposición se comprueba a través de la misma esfera haciendo visibles los principales componentes del calibre.

Como indica el propio nombre del reloj, el nuevo Altiplano tiene un diámetro de 38 milímetros. Una medida bastante clásica y la cual se considera perfecta dado el poco grosor de la misma. Se ha presentado en versiones en oro blanco y rosa, además de una edición especial con bisel engastado con 78 diamantes.

Deja un comentario