Royal Oak Offshore

Sigue la manufactura de Le Brassus inmersa en el proceso de consolidación emprendido por su actual director general François-Henry Bennahmias. Si en 2012 fue el turno del icónico Royal Oak y el año pasado la colección femenina, esta vez ha llegado el momento de recuperar el Offshore, el reloj que sin duda ha sido el principal artífice del éxito de Audemars Piguet en las dos últimas décadas.

El Offshore fue creado en 1993 con motivo del vigésimo aniversario del Royal Oak. Con éste compartía un mismo espíritu transgresor al agitar la serie de reglas preconcebidas que siempre han acompañado a la relojería. Si el Royal Oak de 1972 supuso la entrada del acero en el mundo del lujo, el Offshore aportó una nueva visión al segmento deportivo jugando con un diámetro de 42 milímetros (una enormidad para la época) y abriendo la puerta a la entrada de nuevos materiales: dos tendencias que más tarde han definido a la relojería deportiva.

Royal Oak Offshore

El Royal Oak Offshore de 2014 reinterpreta el modelo original desde una posición muy purista. Todos los cambios realizados se han centrado en mantener esta imagen e incorporando avances técnicos no disponibles hace dos décadas. El cambio más relevante se encuentra en la corona y los pulsadores, de cerámica en lugar del caucho original, y un nuevo diseño de las agujas, ahora facetadas para mejorar la legibilidad de la hora. La correa gana en anchura y sustituye el cierre desplegable por el clásico de hebilla.

La nueva colección se presenta bajo la referencia 26470 en seis versiones diferentes con cajas en acero y oro rosa.

Deja un comentario