Pasión por los diamantes

Son cuatro joyas absolutamente personales, que ponen al servicio de piedras de quilates excepcionales el estilo y savoir-faire de la maison. De la experimentada mano de Cartier, llegan esta temporada cuatro sortijas que traen consigo las virtudes de los diamantes. Se trata de piezas capaces de imponerse en cualquier circunstancia.

Además, se erigen como perfectos aderezos para la piel, ten femeninos en sus formas, como elegantes en su imagen final. También son una representación perfecta del estilo de Cartier, desde el floral al abstracto, desde la edad de oro de las sortijas cóctel al increíble vértigo que produce a la vista la sortija Trinity revisitada.

Cartier Trinity

En ella se funden dos mitos: la piedra más indómita del mundo mineral y los tres anillos entrelazados para siempre en una unión que parece surgir de una extraña alquimia joyera. Juntos y reunidos, en una perfecta armonía, cristalizan en el Trinity Ruban. Un solitario que con su movimiento parece animar a la unión amorosa eterna. Esta sorprendente y bella pieza supone una interpretación joyera única de la legendaria sortija de tres anillos de la maison, transformada en un lazo de platino con pavé de diamantes.

Elegancia, cargada de connotaciones y simbolismo, que representa el savoir-faire de Cartier.

Deja un comentario