Fiat 500, amor en femenino

Esta es una muestra perfecta de lo que un Firat sabe hacer. Cuidar, llevar, comprender, divertir, destacar y proteger. ¿Hay alguien que se haya puesto a su volante que no sepa de lo que habla el 500? Ha sido una de las revelaciones del mercado y lo será su propuesta para el nuevo año.

El regalo del amor, el romanticismo en sensaciones de conducción. Todo para rememorar siempre los buenos momentos, aquello que creó el Cinquino en Italia y que vuelve ahora en este modelo. Exquisito también en su propuesta Gucci o Lounge, con la que poder personalizarlo hasta que sea la pareja amoldable.

Fiat 500 Gucci

Con motores diésel y gasolina entre 69 y 100 cv de potencia, más que suficientes para la ciudad y para llevarlo a la carretera. Con un diseño original inconfundible y con el techo alto que lo caracteriza. La conducción en la ciudad es para disfrutar. Con una dirección muy sensible con la función ‘city’, con un volante amplio de nuevo con guiño al pasado y con su consumo nada elevado.

Hecho para cautivar y para que quien lo lleve sepa de estilo, porque no es un coche generalista y necesita de mucha personalidad al volante. Para los intrépidos está disponible la versión Abarth, la deportiva, pero eso ya es otro modelo totalmente distinto, otra personalidad, otro tema.

Deja un comentario