Phil Hansen, autodidacta de la era digital

Aquejado por un problema nervioso, Phil Hansen convirtió el tambaleante pulso de su mano derecha en aliado artístico. Ahora es un inquieto autor multimedia que emplea como materia prima desde comida y otros productos perecederos a animales o su propio cuerpo. Para él, no hay mejor modo de romper con lo establecido.

Nacido en 1979, este original creador ha trabajado para compañías de distintos sectores relacionados con la moda, Internet o los medios de comunicación. Recientemente ha publicado en los Estados Unidos un libro-manifiesto con el título Tatúa un Plátano y Otras Maneras de Convertir Cualquier Cosa en Arte.

Phil Hansen

Hansen abandonó su arte frustrado por su problema, pero siguió con los consejos de su neurólogo y le dio un enfoque productivo. Así, empezó a experimentar con nuevos materiales y técnicas. “Explorando los objetos cotidianos podemos derribar las barreras mentales y desafiar las normas establecidas”, explica.

Alguno de sus vídeos, colgados en Youtube, han recibido cientos de miles de visitas. Su última obra es un colosal rostro confeccionado con multitud de frases sobre la filantropía, enviadas online por personas de todo el mundo a la Fundación Rockefeller.

Deja un comentario