La Venus de las Pieles. Polanski es Polanski

Llega a España ‘La Venus de las Pieles’, que el año pasado fuera presentada en el Festival de Cannes. Dicen en algunos medios que asistimos a la visualización de un Polanski menor. Sin embargo yo me atrevería a decir que un Polanski es siempre un Polanski. A pesar de beber de su propia atmósfera, creada a base de grandes obras maestras y alguna que otra pifia, el director polaco sigue provocando emociones.

La adaptación de la obra de teatro de David Ives nos sumerge en esa mirada voyerista a la que ya nos ha acostumbrado como espectadores. Polanski nos deja sentados para asistir in situ al claustrofóbico enfrentamiento entre una actriz, interpretada por la esposa del director (Emmanuelle Seigner), y su director de escena (Mathieu Amalric).

la-venus-de-las-pieles

Evidentemente la relación no posee nada para catalogarla como convencional, a no ser que la juzguemos a través del prisma del cineasta polaco. Entonces todo entra dentro de ese universo del que hablábamos, en el que no falta ese tira y afloja entre las relaciones hombre-mujer, donde el sexo está presente aún cuando es ausencia y la dominación, la sumisión y hasta el masoquismo tienen espacio en el escaparate.

Resulta obsesivo-compulsivo o simplemente conmovedor, depende del cristal con que se mire, la caracterización física del personaje del director, casi una réplica del propio Roman Polanski, quien parece querer dejar muy patente que esa es una parte muy importante de la visión de su vida.

Deja un comentario