Stellar de Hasselblad

Cuando el hombre pisó la Luna, allí estaba Hasselblad. Y, desde entonces, sus cámaras son objeto de deseo de los apasionados de la fotografía. Su última joya se llama Stellar, una compacta que ha sido fruto del trabajo de desarrollo del centro de diseño Hasselblad en Italia. Se trata de un homenaje de la casa sueca a su glorioso pasado con vistas a un futuro aún más brillante.

Con Stellar, Hasselblad mira hacia atrás, al momento en el que los astronautas estadounidenses confiaron en sus cámaras para inmortalizar la llegada a la Luna. Si su reputado modelo Lunar hizo las delicias de los aficionados a la fotografía, Stellar (1.480 euros sin IVA) llamará la atención de todos aquellos que buscan tomar fotos y realizar grabaciones de vídeo sin tener que preocuparse por los pasos de diafragma, ni por las distancias focales o por la velocidad de obturación.

Stellar de Hasselblad

Es perfecta para los novatos en el mundo de la fotografía, que con buen ojo para encuadrar y sabiendo encontrar el momento justo pueden conseguir imágenes increíbles. Pero Hasselblad también ha pensado en todos aquellos que disfrutan con la técnica y sus múltiples posibilidades.

La nueva Stellar -que cuenta con lentes Zeiss- también está equipada con una serie completa de controles manuales. Está disponible en cinco tipos de maderas diferentes y talladas a mano.

Deja un comentario