Castillo de Cuzcurrita y su tradición vinícola

En la bodega de uno de los pocos castillos medievales que quedan en la Rioja Alta, el Castillo de Cuzcurrita, y fieles a la tradición vinícola de la explotación, se crea desde el año 2000 un proyecto impulsado por un grupo familiar que se ha tomado muy en serio la recuperación de la tradición vinícola del castillo.

Los viñedos de Castillo de Cuzcurrita son viejos, de secano, con rendimientos bajos y con calidad. De una sola variedad, el tempranillo, que hace que el vino criado en barricas bordelesas de roble francés respete al máximo la uva. Unos caldos singulares, reflejo del idílico lugar y respetuoso con su histórico entorno.

Señorío de Cuzcurrita

De notable color rojo picota, con una nariz intensa a frutos rojos maduros, y notas especiadas el vino, Señorío de Cuzcurrita, representa la personalidad de este castillo medieval.

Un lugar ideal para una escapada de turismo enológico que hará las delicias de los sibaritas amantes de los más deliciosos caldos de la tierra.

Deja un comentario