SpidoLite II Tech de Linde Wederlin

Un ejemplo de la creatividad relojera que encontramos más allá de tierras suizas. En 2002 los daneses Morten Linde y Jorn Werdelin decidieron crear un reloj capaz de ofrecer a su usuario toda la información necesaria para realizar con total seguridad su deporte favorito. Alpinista consumado, Werdelin eligió el esquí como la actividad a la que iba dirigida su primera referencia.

Lo que en principio parecía una firma más dentro de un panorama que no paraba de crecer cada temporada, en Linde Werdelin han sabido mantenerse y crecer en estos diez años de trayectoria, ampliando la gama de productos y manteniendo siempre la posibilidad de acompañar sus relojes con los módulos electrónicos (llamados Instruments en su catálogo) para la práctica de alpinismo y buceo.

SpidoLite II Tech de Linde Wederlin

Con las sedes repartidas entre Londres y Copenhage, aunque con la producción íntegramente en Suiza, la casa apuesta este año por la investigación de nuevos materiales y lanza su propia aleación bajo el ‘imaginativo’ nombre de ALW (Alloy Linde Werdelin).

La caja del SpidoLite II Tech es un prodigio técnico, con una estructura interior realizada en ALW (aleación de metales un 50% más ligera que el titanio) y protegido por una estructura exterior de carbono forjado, la cual aporta una gran rigidez al conjunto sin sumar apenas peso. La referencia está disponible con bisel (y corona) de oro rosa o en una espectacular versión de bisel de cerámica y corona de titanio con tratamiento cerámico. En ambos casos equipan movimiento automático de la casa Concepto. Esta última versión está limitada a 75 piezas y su precio ronda los 13.000 euros la unidad.

Deja un comentario