Gravity: Sandra Bullock repite su ‘Speed’ en el espacio

A mediados de la década de los noventa, nos aficionábamos a una joven actriz que, en compañía del guaperas del momento (Keanu Reeves), se pasaban todo los 118 minutos del metraje subidos en un autobús y, a toda mecha, para evitar que un artefacto terrorista hiciera ‘boom’ en mitad de la pista.

Ahora, casi dos décadas después, Bullock repite aquel ‘Speed’, pero en pleno espacio extraterrestre. A 600 kilómetros sobre la tierra, su personaje, una doctora que ha perdido las ganas de vivir y que realiza por primera vez una salida espacial, tiene la mala fortuna de sufrir un accidente que la deja a la deriva en un universo oscuro e insondable.

Gravity

No se pregunten por George Clooney porque apenas si sale el mismo tiempo que en cualquiera de los anuncios de café a los que ya nos tiene acostumbrados. Pero ni falta que hace, no porque el guapo actor no sepa lo que hace, más bien porque Bullock se lo curra muy bien ella solita.

Gravity hay que verla en 3D y disfrutar de la posibilidad de sentirse astronauta durante hora y media. Eso sí, por dios, asegúrense de que no les ocurra lo que en la proyección de Yelmocines que me ha tocado a mí y que me ha hecho ver un 3D desenfocado que ha restado bastante dramatismo a algunas de las bellas imágenes.

Deja un comentario