Cuixmala, el paraíso de Jalisco

Una fabulosa propiedad privada enclavada junto al Pacífico. Hasta 25.000 acres de vegetación tropical, plácidas lagunas y playas vírgenes. Un territorio protegido donde habitan cebras, cocodrilos y jaguares. Una experiencia extraordinaria de paz y descanso. Todo eso es Cuixmala, un pequeño paraíso natural mexicano propiedad del conocido financiero Sir James Goldsmith, que lo concibió como un refugio de lujo para disfrutar de su familia y amigos.

Los huéspedes de Cuixmala tienen a su disposición distintas villas y casitas de lujo dotadas de piscina, jacuzzi, grandes terrazas cubiertas de palapa y un servicio personalizado. Su estética luminosa y colorista bebe de distintos estilos y culturas, desde la morisca -muy presente en Casa La Loma o La Casa Alborada- a la mexicana o a la mediterránea.

Cuixmala

La tierra fértil de Cuixmala provee a los residentes de toda clase de productos de agricultura orgánica, entre los que cabe destacar verduras y frutas exóticas como la papaya, el mango o el pomelo, y otros ingredientes que se emplean en la elaboración de exquisitos platos locales.

La propiedad posee tres playas privadas ideales para acoger picnics, organizar fiestas con mariachis o, sencillamente, gozar de maravillosos paseos en medio del paradisíaco paisaje. Y para los amantes de la aventura, aquellos que deseen una estancia más activa, tendrán la oportunidad de practicar deportes como el kayaking, jogging o la bicicleta de montaña, o bien probar el campo de golf situado a 30 minutos del establecimiento.

Deja un comentario