Selman Marrakech, el espíritu de los pura sangre árabes

Este lujoso resort, situado a los pies de la Cordillera del Atlas, sorprenderá al huésped con el concepto más genuino de hospitalidad marroquí. La arquitectura e interiorismo de Selman Marrakech es obra de Jacques Garcia quien ha combinado sutilmente rasgos de la arquitectura palaciega francesa con el estilo morisco, trabajado con mimo por los mejores artesanos locales.

En el corazón del hotel, una espectacular piscina de 80 metros de largo se abre hacia los dormitorios. Cada una de las 61 habitaciones, íntimas y confortables, poseen una pequeña alcoba que se comunica con una gran terraza, algo que también ocurre en los riads o casas tradicionales marroquíes, donde domina una atmósfera romántica y brumosa.

Pura sangre árabe del Selman Marrakech

El spa de Selman Marrakech, Espace Chenot Spa, ofrece tratamientos basados en la biontología, disciplina médica que usa técnicas antiedad y antiestrés centrada en la eliminación de toxinas almacenadas en el cuerpo. El spa está construido alrededor de la piscina interior, en un área de unos 12.000 m2 y cuenta con siete cabinas de tratamiento, cuatro salas de hidroterapia, piscina de hidromasaje, hamman, sauna, sala fitness, sala de relajación, Suite SPA con baño turco privado, y dos piscinas y jacuzzi exteriores.

Esta experiencia tan exclusiva se completa en los restaurantes del resort. Selman, una brasería de lujo, y Assil Pavilion, donde se sirve comida bio-light. Además los huéspedes podrán visitar los establos del hotel y observar los pura sangre árabes que componen sin duda la esencia del Selman.

Deja un comentario