Inkaterra Reserva Amazónica

Entre la opulencia y exuberante vegetación de la Reserva Nacional de Tambopata, en Perú, y a orillas del río Madre de Dios se alza el resort ecológico Inkaterra Reserva Amazónica, un rincón en profunda conexión con el mundo natural.

Los huéspedes más aventureros podrán gozar de una experiencia memorable hospedándose en auténticas casitas ubicadas en las copas de milenarios árboles selváticos a 27 metros de altura y desde las que descubrir diversas especies de fauna silvestre y disfrutar de los intrigantes sonidos de la selva. La elegancia rústica de las cabañas de madera, con techos de paja y construidas sobre plataformas proponen una estancia repleta de confort para aquellos que prefieran descansar a ras de suelo.

Inkaterra Reserva Amazónica

Desde las salas de masaje del Ena Spa, los viajeros podrán descansar tras una larga jornada recorriendo los sinuosos caminos de la reserva ecológica, mientras contemplan el atardecer disfrutando de tratamientos únicos con productos naturales exóticos. Para saciar el apetito, acuda al restaurante del Inkaterra Reserva Amazónica, una delicada y sofisticada pieza de arquitectura construida alrededor de un tronco de extraña belleza y construido por enormes ventanales con vistas fascinantes.

La aventura en el refugio continúa con trepidantes itinerarios personalizados y paseos en bote por la selva para descubrir rincones insólitos y caminos desafiantes. Mientras que la red de puentes colgantes, torres y plataformas Canopy Inkaterra, recorre las copas de los grandes árboles a una altura de 31 metros sobre el suelo.

Deja un comentario