Los retos del concurso Gin Connoisseur Program

Los quince bartenders finalistas del G’Vine Gin Connoisseur Program se han enfrendado a siete pruebas diferentes para demostrar al jurado que tienen las características que un bartender de hoy en día debe tener. El concurso ha creado junto al maestro en ginebra, el irlandés Philip Duff, y el reconocido gurú de la coctelería Gary Regan.

Seminario y Examen. El primer día, los concursantes asistieron un seminario en el que se les ofreció  herramientas e información clave para desarrollar sus habilidades como brand ambassadors, eje central alrededor del que gira la edición 2013 del concurso de coctelería.

Velocidad, precisión y técnica. Los quince concursantes tuvieron que realizar cinco cócteles variados. La complejidad de esta prueba reside no sólo en la velocidad de elaboración, sino en la puntuación, basada en una métrica de Barmetrix© -que puntuaba tiempo, cantidad de líquido utilizado, restando por errores de precisión-.

G'Vine Gin Connoisseur Program

Notas de cata de espirituosos. Esta prueba, también denominada « Noising and tasting », trata de evaluar las habilidades sensoriales de los bartenders para diferenciar matices, sabores y olores en los diferentes espirituosos, labor fundamental para crear mixers armónicos.

Presentación del Bartender. En esta prueba se simula estar en la barra de un bar en la que los jurados entran de manera improvisada para conversar con concursantes. Se valora el sentido del humor, la confianza en uno mismo, la empatía con los clientes e incluso el contacto visual.

Prepara tu propio gin. En este caso, una mesa espera a cada competidor con nueve destilados de botánicos a diferente graduación alcohólica. En una hora los participantes debían presentar una propuesta de lo que sería su propio Gin, nivelando alcoholes, equilibrando aroma y sabor. Además debían proponer un nombre y un diseño de etiqueta.

Evaluación escrita / Conocedor de Gin. Las preguntas de esta fase están elaboradas por uno de los especialistas en gin más importantes del mundo, Philip Duff. Se trata de un test con preguntas como: « ¿Qué cóctel con Gin sugerirías a un cliente que entra a tu bar por la tarde, un martes, que normalmente toma Hanky Pankys, pero que desea tomar algo diferente ese día? » y otras preguntas teóricas sobre la historia y el presente de la ginebra.

La fiesta: The G’Vine Summer Ball. Un evento donde los quince competidores disponen de una barra decorada a su gusto para atender a los invitados (más de 300 personas). Una prueba con 500 puntos en juego donde el público y el jurado podían votar de la misma forma. Se califican la técnica, la decoración de la barra, la rapidez de la elaboración de los cócteles y su éxito entre los asistentes.

Deja un comentario