La leyenda del Hispania

Las aficiones del rey Alfonso XIII suelen ir unidas a la senda más exquisitamente sibarita que pueda conocerse. Seguir sus pasos y vestigios es sinónimo de lujo y elegancia consabida. Como buen bon vivant, el abuelo de nuestro actual monarca, también presumía de ser un gran amante del mar y la vela.

Influenciado por sus orígenes británicos por parte de madre, en uno de sus viajes para presenciar una regata en la Pérfida Albión, don Alfonso quedó prendado de la clase de 15 metros.La leyenda del HispaniaY así surgió su idea y orden de construir un emblemático balandro perteneciente a la clase 15 metros Internacional, diseñado por el escocés William Fife III, y construido en los astilleros Karrpard. Fue una de las unidades más importantes y laureadas de Europa. Gemelo del Tuiga, cuyo primer armador fue el Duque de Medinaceli y que actualmente lo es el Príncipe Alberto de Mónaco.

Ambos son parte de la recién recuperada clase que integran, además de estas dos unidades, el Mariska y el The Lady Anne. Hoy, en Puerto Sherry (bahía de Cádiz), podemos seguir disfrutando con buena salud del mítico Hispania.

Trackbacks para este artículo

  1. Rolex Yacht-Master II | Sibaritalia

Deja un comentario