Diamonds are forever sobre el mar

Dos suites principales y 61 metros de eslora con la firma de la italiana Benetti, he aquí la opción más adecuada para que dos parejas amigas puedan compartir una fiesta en el mar. Una de las habitaciones principales está ubicada en la parte delantera de la cubierta; la otra en la cubierta superior.

Cada una de los dos suites del Diamonds are forever es de 11 metros cuadrados y ofrece vistas panorámicas con amplios ventanales alrededor para disfrutar de un amanecer o una puesta de sol en alta mar. Bajo la cubierta principal, cuenta con otros cuatro camarotes adicionales completos para poder dar cabida a un total de 12 personas, en caso de así considerarlo.

Diamonds are forever

El propietario del barco, a cuyos yates siempre ha bautizado con títulos de las películas de James Bond (Diamonds are forever es el título original de Diamantes para la eternidad, protagonizada por Sean Connery), ha contado con la colaboración del diseñador Evan Marshall para dar forma al interiorismo de esta maravilla flotante.

Un ascensor interno traslada a los tripulantes a la cubierta de cualquiera de los cinco pisos del barco. Y es que esta embarcación es un juego de altura, a 12 metros por encima del nivel del mar. Un observatorio para disfrutar del sol y una copa de espumoso bien frío en mar abierto.

Deja un comentario