Xbox One, el nuevo bebé de Microsoft

En la actualidad, las consolas de videojuegos de última generación funcionan como auténticos centros de entretenimiento que permiten acceder a la programación de las cadenas de televisión y navegar por ellas, escuchar música, ver películas en alta definición y entablar partidas a través de la red con usuarios de todo el mundo. La nueva Xbox One de Microsoft incluye, además, un sistema de control con el que es posible acceder a la mayoría de sus funciones mediante gestos o a través de la voz.

La consola posee un procesador de 8 núcleos, 8 GB de RAM, 500 GB de almacenamiento, conectividad inalámbrica y puertos HDMI y USB 3.0. Está asimismo preparada para soportar ultraalta definición (4K). Con el lector de discos Blu-ray es posible ver películas y reproducir juegos en alta definición. No obstante, Xbox One ofrece la posibilidad de almacenar contenidos en la nube, incluso partidas y vídeos de las mismas.

Xbox One

El detector Kinect posee una cámara 1080p que permite realizar videoconferencias de alta calidad. Además, su multi-micrófono aísla los ruidos y reconoce las voces de los usuarios, incluso en salas abarrotadas. También detecta con gran precisión los movimientos de hasta seis personas a la vez. Incorpora una cámara activa de infrarrojos, por lo que funciona de forma óptima en cualquier condición lumínica.

Por último, el mando incluye un sistema de vibración en cada gatillo y ha sido rediseñado para acomodarse a más variedades de manos. Según Microsoft, aguanta sin problemas diez años.

Trackbacks para este artículo

  1. Ubi Interactive exprime al máximo Kinect | Sibaritalia

Deja un comentario