BeoVision 11, el televisor inteligente de B&O

La vida útil de un televisor Bang & Olufsen (B&O) es de unos 10 años. Pasado ese tiempo, querrá comprar otro y colgar el viejo en una pared en vez de tirarlo. Su diseño es sobrio y carecen de florituras, pero imprime carácter a un hogar y dice de usted que valora el sonido con mayúsculas. Porque no sólo de estética vive la firma danesa de tecnología de alta gama.

La relación entre diseñadores e ingenieros es constante a lo largo de todo el proceso de creación de un producto B&O, como se intuye en el último lanzamiento de la marca, el televisor BeoVision 11, bastante parecido a su predecesor, el BeoVision 10. Conserva su forma cuadriculada, con pantalla panorámica en la parte superior y un espacio preponderante destinado a seis altavoces en la inferior que se camuflan tras un panel de color que puede cambiarse.BeoVision 11Pero lo mejor del nuevo objeto de deseo de B&O es lo que no se ve. Pensado para toda la familia (digital, claro), se trata del primer televisor que dispone de B&O Smart TV, una plataforma que permite cambiar entre los distintos canales, Internet y otros contenidos interactivos.

Está disponible en 40, 46 ó 55 pulgadas, pesa entre 41 y 63 kilos y su precio parte de los 6.000 euros.

 

Deja un comentario