Los microcoches de Bruce Weiner

Bruce Weiner lleva dos décadas amasando una colección de microcoches apabullante. Durante dos días se han sacado a subasta en Madison, Georgia (organizado por RM Auctions) 200 ejemplares provenientes de su museo, además de un buen puñado de lotes de memorabilia automovilística. Desde el coche más pequeño jamás producido, un Peel P-50 de 1964 hasta un Mivalino original, pasando por joyas como un F-125 Kleinschinttger de 1955, dos Voisin Biscooter, un par de BMW 600, un coche original de la policía alemana, un Pickup Truck Isettacarro del 57 ultra raro, un Velam Isetta…

Mi colección me ha proporcionado una gran alegría durante muchos años, pero simplemente restaurarlos y buscarlos no es suficiente para mí -confiesa Bruce Weiner-. Para que la gente los pueda apreciar, necesito compartirlos. Estoy feliz por saber que otros coleccionistas de todo el mundo van a tener la oportunidad de comprarlos y puedan compartir conmigo esa pasión“.Bruce Weiner - Microcar MuseumNacido en Ohio, crecido en Florida y educado en la Tulante University de Nueva Orleans, el bueno de Bruce no es sólo uno de los coleccionistas de coches más valorados de los últimos veinte años, si no que también es un ‘loco’ de todas esas maquinarias antiguas que pululan por ahí: de relojes suizos a armas de fuego, de giradiscos con moneda (jukebox) a instrumentos musicales. Todo. Pero la niña bonita es, sin duda, su colección de autos minúsculos, ‘cazándolos’ en cualquier parte del mundo, en busca siempre de la rareza, de la primera edición, visitando fábricas en España, Alemania, Asia…

“Este ha sido el único hobby coleccionista en mi vida por el cual he sentido una excitación permanente, y en el que la palabra ‘aburrimiento’ nunca ha entrado en mi vocabulario”.

Deja un comentario