La mesa de póker All in

Las creaciones de Axel Yberg suelen ser sorprendentes. Piezas únicas en la mayoría de los casos que, o bien las subasta para luego destinar los beneficios a fundaciones sin ánimo de lucro, o bien se las regala a sus amigos, o incluso se las queda él y no las comercializa. La que hoy os presentamos sí está a la venta (60.000 euros). Se llama All in y es, como se puede ver, una mesa para jugar al póker.

Según confiesa el propio Axel Yberg, “el nombre tiene un doble sentido. Lo más importante es que es un reconocimiento a todos aquellos que me han ayudado a construir mi marca, Akke. En un nivel personal, simboliza el hecho de que cuando me comprometo a algo, lo doy todo: mentalmente, sicológicamente y emocionalmente. Cuando estoy excitado por una idea, lo primero que me digo es ‘I’m all in'”.La mesa de póker All inLlevar a buen puerto la mesa ha costado 600 horas de trabajo. Un tiempo dedicado a moldear 15 especies de exóticas maderas (entre ellas, ébano de Madagascar, palisandro, purple head, zebrano, roble marrón inglés, nogal claro, sicomoro, catalpa…) y construir la base con tuberías doradas y bombillas Edison. Los colores blanco y rojo son los ‘oficiales’ del póker y esos pequeños agujeros en las esquinas sirven para dejar bebidas, algo también ‘oficial’ en este juego.

Los cinco diamantes colocados en el centro de la mesa son un gesto hacia la WPT Doyle Brunson (una leyenda del póker, tejano, claro), Five Diamonds World Poker Classic.

Deja un comentario