Grand Complication de A. Lange & Söhne

“Es el reloj de pulsera más complicado que jamás se haya fabricado en Alemania”. Con tal anuncio sobran las presentaciones al hablar del Grand Complication, la última joya salida de los talleres de A. Lange & Söhne. Se recupera así una tradición que surge en los primeros años de la manufactura, cuando sus relojes de bolsillo rivalizaban con las grandes firmas de Suiza en nivel de acabado y excelencia relojera.

El Grand Complication suma en su movimiento las funciones de cronógrafo, rattrapante, sonería y calendario perpetuo. La más especial es la sonería, que agrupa a la vez las indicaciones de gran sonería, pequeña sonería y repetición de minutos. Los dos gatillos ubicados en los lados superior e inferior de la esfera sirven para ajustar qué se quiere oír en cada momento.

Grand Complication de A. Lange & Söhne

La esfera, una obra maestra artesanal dividida en cinco partes y completamente realizada a mano, denota la influencia clásica del reloj, con un gran calendario a las 12 horas que muestra simultáneamente los meses y los años bisiestos, igual a como lo hacían los antiguos relojes de A. Lange & Söhe.

La caja es de oro rosa de 50 milímetros de diámetro y, aunque parezca raro de imaginar en un reloj de estas características, no se hace nada pesada de llevar en la muñeca. Del Grand Complication se fabricará un solo reloj cada año hasta completar la cifra de seis de los que consta la edición. El precio de la pieza está a la altura de su valor técnico. 1.902.000 euros.

Trackbacks para este artículo

  1. D-Star Rattrapante, el modelo especial de Rado | Sibaritalia

Deja un comentario