Casa San Agustín

En la amurallada ciudad de Cartagena (Colombia), la conversión de residencias coloniales en hoteles boutique ha llegado a ser una costumbre, un hábito. Casa San Agustín es el último ejemplo de esta tendencia en alza, estableciendo un nuevo hito en la ciudad por las cualidades de su arquitectura, el servicio, la maravillosa gastronomía y el diseño.

Abierto unos meses atrás, Casa San Agustín ocupa tres edificios adyacentes de la era colonial y los restos de un acueducto. Los dueños han preservado los frescos de la biblioteca de hace 300 años y las techumbres originales de madera en las 31 habitaciones y suites. La decoración ha recaído en el estudio de diseño interior K. S. McRorie (de Carolina del Sur).Casa San AgustínLas habitaciones y los espacios públicos están inundados de tonos beiges y azules, una clara referencia al cercano mar del Caribe. Precisamente de esas aguas provienen los mariscos y pescados que ofrece el restaurante de Casa Agustín, Alma, que se ha convertido rápidamente en el mejor sitio para comer de la ciudad.

Gracias a su privilegiada ubicación -30 islas están a menos de 45 minutos en yate- y a sus encantos coloniales, Cartagena es, sin lugar a dudas, uno de esos destinos internacionales que no hay que perderse.

Deja un comentario