Boadicea The Victorious

Michael Boadi es el padre de la criatura que más murmullos levanta en el panorama actual de la perfumería internacional de alta gama. De su mente y de su olfato nació la colección Boadicea The Victorious, una línea de 17 eau de parfums repartidas en cuatro categorías: Cítrica, floral, almizcle y madera de agar. Con ingredientes de primera calidad y esencias naturales, todas las fragancias son unisex y están inspiradas en los viajes del británico.

Estilista de profesión, Michael Boadi cuenta con una apabullante trayectoria, en la que ha colaborado con firmas como Gucci, Missoni, Prada, Dolce&Gabbana o Chanel. Entre sus clientas habituales, destacan nombres como Kate Moss o Madonna. La última incorporación a su lista es la omnipresente Michelle Obama, que solicitó tres de sus perfumes para la Casa Blanca.

Boadicea The Victorious

Y es que toda su producción es bajo demanda, para no perder el halo de exclusividad, que acompaña al contenido líquido. Actualmente, hay casos de listas de espera de meses para clientes que llegan a pedir hasta 26 fragancias por compra.

Boadicea The Victorious aterrizó en Harrods en 2009, causando furor entre propios y extraños en la capital británica. Un escaparate al mundo que ha sabido mantener el misterio sin masificar. Misterio que alimentan sus etiquetas metálicas, reproducciones a mano de los sellos que en el siglo XVIII se utilizaban para herramientas de los castillos británicos. Packaging exclusivo y creativo, valedor de premios como el New Design Award. Sus precios oscilan entre los 98 y los 520 euros. Un ritual líquido que apela a la memoria olfativa.

Trackbacks para este artículo

  1. Castell Son Claret, el embrujo mallorquín | Sibaritalia

Deja un comentario