Los templos de las figuras eróticas

En Khajuraho, una pequeña ciudad india del estado de Madya Pradesh, se conserva un conjunto de templos construidos entre 950 y 1059, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1986. Famosos por sus esculturas eróticas, se mantienen en pie 22 del total de 80 templos que en su día hubo en la zona y que probablemente se libraron de la destrucción sistemática de edificios religiosos llevada a cabo por el imperio mogol por estar alejados del río Ganges. Después de siglos de abandono y de estar ocultos por la vegetación, fueron redescubiertos por el capitán británico I. S. Burt en 1838.

El espacio donde se levantan los templos ocupa 21 km² y está rodeado por una muralla. El exterior de todos ellos está repleto de esculturas que se alinean en franjas arquitectónicas y que representan figuras geométricas y vegetales, animales, dioses, estampas de corte con bailes y músicos y las muy llamativas escenas sexuales que han dado al conjunto una particular relevancia. Templo MatangesvaraSegún algunos, están ahí como enseñanza del Kamasutra a los jóvenes; según otros, serían la evocación del amor entre Shiva y Parvati. Si bien es probable que representen la desinhibición y la religiosidad del sexo, seguramente ensalzado en la corte de los reyes de la dinastía Chandela que fue regidora de la zona en el tiempo en que los templos fueron erigidos.

El más impresionante de todos ellos es el de Kandariya Mahadev, levantado sobre una plataforma de tres metros de altura, decorado con 872 estatuas y unido a una torre que se eleva 31 metros. Sobresale también el de Matangesvara por su profusa ornamentación y por ser todavía lugar de culto.

Deja un comentario