Clifton 1830 de Baume & Mercier

Por tercer año consecutivo Baume & Mercier se mantiene fiel a su proceso de redefinición de la marca basado en la reinterpretación de modelos históricos. Tras el éxito obtenido con el Capeland, llega el turno del Clifton. El mensaje que lanza Baume & Mercier con este reloj es claro: revivir el glamour de los años 50 en una pieza para hombre que sea a la vez elegante, funcional y de estilo atemporal.

El reloj cumple con las expectativas creadas, sobre todo en la referencia 1830, la versión más sofisticada. Exteriormente se distingue del resto por su cristal abombado de forma chevée que recuerda a los utilizados en los años cincuenta, con la diferencia que estos últimos están realizados en material sintético. La esfera también es más elaborada, con una forma igualmente abombada y acabado plateado. Pero la gran diferencia se encuentra en el movimiento.

Clifton 1830

Como buen homenaje a los modelos clásicos de Baume & Mercier, el calibre es de carga manual, fabricado por la prestigiosa casa La Joux-Perret, finamente decorado con bandas Côtes de Genève y con una apreciable reserva de marcha de 90 horas gracias a su doble barrilete de carga.

El Clifton 1830 está únicamente disponible en oro rosa en su variante 5N más rojiza. Tiene un diámetro de 42 mm, disimulados por el doble bisel que identifica a todos los modelos de la colección. De presentación impecable, el Clifton 1830 (12.000 euros) está destinado a ser uno de los grandes modelos de Baume & Mercier en los próximos años.

Deja un comentario