Airblade Tap de Dyson, higiene garantizada

Los secadores eléctricos que nos encontramos en muchos aseos públicos lanzan un chorro de aire caliente que elimina la humedad de las manos del usuario. El proceso, no obstante, tiene sus inconvenientes.

De hecho, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Westminster, en Inglaterra, ha constatado que la mayoría de estos dispositivos contribuye a aumentar extraordinariamente la población de bacterias en las extremidades, especialmente en los dedos y en las palmas, y esparcirlas a través del baño.Airblade Tap de DysonUno de los aspectos que más han cuidado los diseñadores del nuevo Airblade Tap de Dyson es lanzar ráfagas limpias, que aúna en un mismo ingenio un grifo de acero inoxidable y un secador. Este apenas tarda 12 segundos en completar la tarea. Además, garantiza la higiene del proceso gracias al uso de un filtro que elimina casi el 100% de los microorganismos.

Seguro, queridos sibaritas, que os fijaréis bien en la máquina seca manos de los aseos que visitéis antes de secaros con ella.

Deja un comentario