Vodka Druide, sabiduría celta

Dentro de esa tendencia que defiende que las botellas de vodka tienen que ser obras de arte, Druide tiene todas las de ganar. Este líquido Super Premium se inspira en la antigua sabiduría celta, en donde los druidas ocupaban un lugar privilegiado (propiedades curativas de las plantas, maestros de la preparación de pócimas…).

Los ingredientes de su cuádruple destilación son el trigo inglés de Dorset y el agua del manantial de Clerkenwell, acuífero conocido por su extrema pureza. Vodka DruideY volvemos a su diseño: su forma recuerda a los recipientes que empleaban los druidas para guardar sus pócimas y su grafismo está basado en la simbología celta. De aspecto cristalino, limpio y puro, su aroma es suave y expresivo, con cierto matiz mineral. En boca es sutil, casi etéreo, con un paso elegante y sin aristas definido por unas sensaciones táctiles sin asperezas, pero crece en potencia a media que pasan los segundos. El final es seco y con un punto de amargor que hace resaltar su carácter de aperitivo. Perfecto para beber sólo o en cóctel de calidad.

El vodka Druide llega a España de la mano del grupo jerezano González Byass. Para su lanzamiento la compañía ha contado con la colaboración de la consultora Soulman, de Luis Manzano, que se ha encargado del branding y packaging. Cada botella tiene un importe de 38 euros.

 

Trackbacks para este artículo

  1. El origen del Bloody Mary | Sibaritalia

Deja un comentario