El MoMA expone videojuegos míticos

Puede que se trate de una de las decisiones más controvertidas en la historia del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), que abrió al público en 1929. En sus salas apreciamos obras de Van Gogh, Picasso, Dalí… y, desde este mismo año, una selección de videojuegos. Como no podía ser de otra forma, su inclusión ha suscitado un gran revuelo entre los más críticos, que ponen en duda que puedan ser tomados por auténticas obras de arte.

Por el contrario, Paola Antonelli, conservadora de la institución, no solo sostiene que constituyen una muestra de creatividad y diseño interactivo, factores que por sí solos justificarían su presencia en sus galerías, sino que han de entenderse como una manifestación artística.El MoMA expone videojuegos míticosLa intención de los responsables del museo es adquirir hasta cuarenta títulos. Entre otros factores, en su elección se ha tenido en cuenta su calidad visual, experiencia estética y elegancia del código. Obras como Pac-Man (1980) o Tetris (1984) ya forman parte del MoMA, que en los próximos años pretende incorporar desde Super Mario Bros. (1985) hasta el independiente Minecraft, de 2011.

Sin duda, con esta iniciativa del MoMA estamos siendo testigos del nacimiento de un nuevo arte. ¿Os animáis con una partidita?

Trackbacks para este artículo

  1. Inmenso Nueva York I | Sibaritalia

Deja un comentario