Colección de visores binoculares

En todo conflicto es igual de importante la ejecución del plan como su preparación estratégica. Visores como éste, jugaron un papel clave a tal efecto durante la Guerra Fría. Impecablemente desarrollados y fabricados en el Japón de la década de los cincuenta, sirvieron para cubrir las necesidades del Bloque Aliado en tiempos convulsos.

Hoy, podemos encontrarnos con piezas como la de la imagen en la galería Nicholas Brawer, en pleno Upper East Side de Nueva York. Un local especializado en antigüedades deportivas y armamento de guerra de diferentes siglos, cuyas principales estrellas son tres visores binoculares como éste, todos de origen nipón, perfectamente restaurados, con trípodes ajustables y una capacidad óptica mejorada.Binocular de la Guerra FríaSin duda, una experiencia única para los amantes de las antigüedades bélicas. La galería se convierte en visita obligada para poder disfrutar de sus artilugios como si fuésemos niños en una juguetería recién abierta.

Y eso no es todo, porque siempre podremos hacernos con uno de los tres binoculares en cuestión. Tan sólo debemos disponer de algunos ahorrillos y poder prescindir de 35.000 euros, valor en el que han sido estimados aproximadamente cada uno de los visores.

Deja un comentario