A tiempo para la película española del año

Blancanieves, la cinta del cineasta novel Pablo Berger ha arrasado en la gala de entrega de los Premios Goya. Los académicos lo han tenido claro en un año de buena cosecha de cine español y el filme en blanco y negro, mudo y con una versión muy sui generis del clásico cuento, se ha convertido en la gran triunfadora.

Aún se llega a tiempo en algunos cines para verla como se merece. Un visionado en panorámica, a oscuras y cómodamente abrazado por una buena butaca de cine, se permiten refresco y palomitas, como está mandado, porque la película es apoteósica.

Blancanieves

El éxito de Blancanieves, cristaliza por fin un proyecto que ha necesitado de siete años, ya que su autor necesitó todo este tiempo para poder encontrar la financiación necesaria.

Un plantel de actores magníficos, con una calidad interpretativa magistral, ha puesto el broche de oro a un guión y una visionaria cámara que pone los pelos de punta, devolviéndonos la imagen de la España más tosca y agria; relieve del tipismo más noble y el tópico más siniestro.

No cabe duda de que el equipo está de enhorabuena, pero los amantes del buen cine que se hace en España… también.

Trackbacks para este artículo

  1. Los Amantes Pasajeros | Sibaritalia

Deja un comentario