San Eduardo Joyeros, innovando desde 1892

“Una joya está entre los mejores regalos que le puedes hacer a una persona. Quien compra una joya transmite también un mensaje de amor, sin olvidarnos del valor intrínseco del regalo en sí. Estás regalando belleza, que siempre es bien recibida.” Este es el lema que la Marquesa de San Eduardo plasmó en la inauguración de la inigualable firma San Eduardo Joyeros, allá en 1892, y que, a día de hoy, se mantiene vigente.

Ubicada en la madrileña calle de Ayala, la joyería San Eduardo nos deleita con sus grandes clásicos como La Favorita, una sortija de brillantes elaborada en oro tricolor; La Cadena, con zafiros, esmeraldas y rubíes; La Burbuja del Éxito, confeccionada en oro con brillantes talla esmeralda; y La Mosquita, broches y pendientes en oro amarillo con una esmeralda o zafiro.

Además, San Eduardo Joyeros no se queda anclado al pasado, ya que nos ofrece la posibilidad de compaginar los must de toda la vida con las composiciones más fashion del momento. Destacan la profusión de colores, los contrastes de dimensiones mini y extra grandes, formas ultra femeninas y, por supuesto, la combinación de materiales tradicionales y alternativos.

La joyería San Eduardo es una marca vanguardista, en constante innovación y con creaciones originales y frescas. Dispone de atrevidas colecciones que llegan al público joven y urbanita que busca la distinción con creaciones repletas de personalidad, únicas y diferentes.

Todo esto se consigue, claro está, trabajando con los diseñadores más influyentes, tanto nacionales como internacionales. No dudes en echarle un vistazo a la página web de San Eduardo… y mucho menos en visitarles si estás por Madrid.

Trackbacks para este artículo

  1. Los pendientes salvajes de Anita Ko | Sibaritalia

Deja un comentario