Modelo Lunar de Hasselblad

Víctor Hasselblad tuvo una visión: perfeccionar una cámara espía que había extraviado. Lo consiguió. De hecho, sostener una de sus cámaras es tener entre las manos un icono de la fotografía, una leyenda, un artefacto de tecnología sublime. Ahora, sus ‘predecesores’ están a punto de lanzar Lunar (5.000 euros); en concreto aparecerá durante el primer cuarto del año 2013.

La cámara ha sido pensada y desarrollada de una manera tradicional, sin olvidar sus orígenes artesanos, utilizando prototipos de madera para dar con esa ergonomía y funcionalidad perfectas. Una vez pasada la fase de los prototipos, han empleado para su construcción (por primera vez) fibra de carbono, madera, titanio, cuero y algunos metales preciosos como, por ejemplo, oro.Su aspecto vintage salta a la vista (diseño italiano, claro). Lunar pertenece al segmento de las cámaras Mirrorless, sin espejo, que el fabricante Olympus diera a conocer hacia el año 2008 y que hoy en día gozan de una vida prometedora. Son artilugios de visión directa (no tienen espejos de reflexión de imagen), compactos, que permiten el intercambio de objetivos con facilidad y naturalidad.

En fin, una máquina versátil y fácil de usar que emplea la tecnología DSLRs, que ya hizo de las suyas en otra memorable Hasselblad, la H4D Ferrari Limited Edition.

Deja un comentario