DiCaprio se hace con el piano de Casablanca

Sotheby’s esperaba obtener una cifra comprendida entre 800.000 y 1,2 millones de dólares por el piano usado en el film clásico de Michael Curtiz, Casablanca. Para alegría de Leonardo DiCaprio y su amigo Stewart Rahr –multimillonario hombre de negocios- se han hecho con la emblemática pieza de la historia del cine por 600.000 dólares (unos 455.000 euros).

Si incluimos la comisión de la casa de subastas, el piano en el que Dooley Wilson interpretó ‘As Time Goes By’ en la cinta protagonizada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman hace setenta años, el precio del mismo asciende a 602.500 dólares. DiCaprio y Rhar piensan donar este icónico instrumento de cuerda al Museo de Arte de Los Ángeles.Quizá, lo más curioso de la historia de este piano, sea la frase con la que se le recuerda una y otra vez, a pesar de no haberse pronunciado jamás en el filme. Mientras Bergman pronuncia la frase “Tócala, Sam, dejarme recordarla”; la cita ha pasado a la posteridad como “Tócala otra vez Sam”. Por no desmerecer el hecho de que Dooley Wilson era cantante y no tenía ni idea de tocar el piano.

La subasta de esta pieza clásica del mundo del cine no es la primera vez que ha tenido lugar, puesto que Sotheby’s ya la puso a la venta en 1988, año en que el afortunado comprador fue un coleccionista japonés que pagó 154.000 dólares por él (uno de los importes más altos por un objeto de película por aquellos tiempos).

Trackbacks para este artículo

  1. Amores que matan | Sibaritalia

Deja un comentario