Carne de Kobe, delicioso manjar

Descubierta hace relativamente pocos años en occidente, la carne de Kobe se considera como una de las de mayor calidad del mundo. Procede de los bueyes Tajima, oriundos de las zonas rurales de Japón, y su nombre coincide con el del puerto de la ciudad desde el que es exportado a todo el mundo.

Son menos de 300 las granjas que crían bueyes de Kobe. Y es que, por muchos beneficios que reporte esta carne, el cuidado y mantenimiento de estos animales es complejo, laborioso y costoso.

Ha quedado demostrado que si los animales están tranquilos, relajados y satisfechos, su carne es de mayor calidad que la de los animales sometidos a estrés. Por eso, todo buey Kobe recibe diariamente un buen masaje que les ayuda a relajarse y tener un buen tono muscular.

En su dieta se incorpora el sake y la cerveza. La cerveza tiene como objetivo estimular el apetito del animal además de interactuar con la grasa de su organismo, consiguiendo resultados espectaculares de carne con una cantidad de grasa mínima, condición indispensable para que la carne de Kobe cumpla con los estándares óptimos de calidad.

Por otra parte el sake es empleado en los baños a los que se somete a los bueyes. De manera periódica, y durante varias horas, los animales son bañados con el tradicional licor japonés. Así, consiguen una piel limpia y perfumada que también influye en la calidad de la carne.

Todo ello para servir a la gastronomía gourmet más exigente con un producto de primera cuyo importe oscila entre los 200 y 300 euros el kilo.

Trackbacks para este artículo

  1. Paté boletus edulis | Sibaritalia

Deja un comentario