Porsche renueva su clásico Boxster

La tercera generación del Boxster es la que mejor refleja el espíritu Porsche de un vehículo que nació en 1996 bajo el concepto de motor central trasero y un buen comportamiento dinámico. En esta entrega, que recibe la denominación interna de 981, la estética es muy parecida al icono de la casa de Stuttgart, el 911, gracias a una plataforma de motor central que posibilita crear una línea lateral muy plana.

Más compacto, robusto y atlético que el modelo al que sustituye, el nuevo Boxster tiene una batalla mayor y también crece el ancho de vías en ambos trenes.

A la venta desde mayo, el Boxster (52.789 euros) emplea un motor bóxer 2.7 de 265 CV que entrega 10 CV más que el anterior 2.9 y tiene un consumo medio de 8,2 litros con la caja manual de 6 velocidades, mientras que el Boxster S mantiene la cilindrada en 3.4 litros y entrega 315 CV con un par de 360 Nm entre 4.400 y 5.500 rpm, homologando 8,8 litros de media, un litro menos que al motor que sustituye.

Viendo las novedades del buque insignia de Porsche, quizás renovar el que ya poseemos no es mala idea. ¿No creéis?

Trackbacks para este artículo

  1. Superdeportivo Ariel Atom 3.5 | Sibaritalia

Deja un comentario