Mejor que vender, estrenar

Mientras unos venden, o lo intentan, otros están que lo tiran y no cesan a la hora de hacerse con nuevas mansiones. Si os digo que se trata de una compra en Malibú, seguro que más de uno pensará en la que Mel Gibson malvendió hace poco. Pero no, el terreno es grande y la oferta amplia. Ahora es Britney Spears la que inaugura casita en esta afamada zona californiana, muy cerca de la playa y con una panorámica del océano que quita el hipo.

Aunque se desconoce el importe que ha tenido que desembolsar la cantante por su nueva adquisición, lo que sí podemos afirmar es que el precio de salida de la vivienda era de 6 millones y medio de euros.El inmueble dispone de más de ocho mil metro cuadrados en una única planta distribuidos entre cinco habitaciones, siete baños, una gigantesca cocina con isleta central, comedor, salones y zonas de descanso y recreativas. Aunque, quizá, lo más singular de la mansión sean sus espectaculares exteriores.

Pórticos de madera, techos altos, acabados en mármol… podríamos seguir y seguir narrando las bondades de la nueva vivienda de Britney, pero, ya que hemos mencionado el exterior, no podemos olvidarnos de la gran piscina con jacuzzi, diversos porches, la pista de tenis ni los extensos jardines con vistas únicas a las colinas y montañas de la zona.

Deja un comentario