Excalibur full black de Roger Dubuis

Ya lo dejó bien claro Georges Kern, Presidente de Roger Dubuis en la presentación de las novedades de la firma en el pasado SIHH: “Muchos de nuestros seguidores nos conocen por mecanismos como el doble tourbillon volante esqueleto. Este movimiento es parte del ADN de la firma“. En la alta relojería es muy complicado ser reconocido por un aspecto técnico que diferencie a una casa del resto de la competencia. Roger Dubuis lo ha conseguido con su movimiento de doble tourbillon volante y el deseo de sus actuales responsables es que siga siendo así en el fututo.

La prueba la encontramos en la nueva versión full black que acaba de presentarse dentro de la colección Excalibur. El reloj impresiona desde el primer contacto visual, pero la presencia del doble tourbillon va más allá de la función estética. Si este órgano regulador sirve para controlar mejor la marcha del reloj, la inclusión de dos de estos dispositivos, conectados entre sí a través de un diferencial, asegura un funcionamiento preciso.

Dos aspectos técnicos son además exclusivos de este mecanismo. Por una parte, la peculiar construcción esqueletada de los puentes, cuya estructura tubular ha sido concebida ex profeso para este mecanismo. Además, la naturaleza volante de los dos tourbillon, sin ningún puente superior que altera la completa visión del mecanismo y dotados de segundos segunderos en la parte superior de sus respectivas jaulas.

El acabado full black es el remate perfecto para un reloj tan exclusivo. La caja está fabricada en titanio y tiene un diámetro de 45 milímetros. Se realizarán 88 piezas de esta maravilla técnica.

Deja un comentario