Virgin Club House en el JFK de NY

Conocido por su iluminación ambiental y asistentes de vuelo en falda roja, Virgin Atlantic sobresale por encima de la aviación comercial en una competición por conseguir estancias con estilo. Su última Casa Club no es una excepción, ofrece una boutique de hotel y una experiencia con más clase para un pasajero.

El espacio de 10.000 metros cuadrados JFK Casa Club abrió en marzo, se caracteriza por tener un salón completo, un spa y un bar con cócteles firmados, incluido el Virgen Redhead (Champán, ginebra, licor de mora y cereza). También hay muchas áreas distintas para sentarse, trabajar, leer, ver la televisión o simplemente para relajarse antes de coger un avión.

La Casa Club forma parte de un programa de 130 millones de euros para desarrollar el concepto de primera clase de Virgin. En abril debutó con una cabina de primera clase equipada con el bar más grande dentro de un avión y asientos que se podían inclinar hasta los 2,13 metros. La nueva cabina se puede encontrar en los modelos A330 que viajan entre Nueva York y Londres, y rutas adicionales.

Con las rutas actuales los pasajeros pueden disfrutar de nuevos menús de comida y bebida, acelerando el servicio a través de la aduana, y el acceso al Revivals Lounge en Heathrow ofrece a los recién llegados desayunos para llevar, duchas y servicios de tintoreria.

Deja un comentario