Un ‘purasangre’ en la muñeca

La idea es sencilla: hacer un reloj deportivo tan extremo y exclusivo como pueda ser un Lamborghini. La comparación no es fruto del azar. Blancpain mantiene un acuerdo de colaboración con la casa italiana para la realización cojunta de carreras deportivas con el nombre Super Trofeo. Bajo esta presima se lanza el nuevo L-Evolution 8886F, un cronógrafo flyback rattrapante con indicador grande de fecha. El ‘motor’ del reloj es un fabuloso calibre 69F9 de carga automática y reserva de marcha de 40 horas.

El cronógrafo es la complicación más relacionada con el mundo de la competición automovilística. El 69F9 eleva este vínculo a un grado superior aportando a la función los atributos adicionales de flyback y rattrapante. El primero permite el inicio de la medición de vueltas sin necesidad previa de parar el cronógrafo. El rattrapante da la opción al usuario de medir tiempos parciales sin necesidad de detener el cronógrafo principal.

Incorporar estos elementos al movimiento ha motivado que el 69F6 incluya nada menos que 409 componentes en su función. El exterior del 8886F se basa en un concepto de construcción similar al empleado en los superdeportivos. Para la parte central y la caja se ha empleado un material tan lujoso como el oro, mientras el bisel y el fondo es de ligera y resistente fibra de carbono. Este material también aparece en el recubrimiento superior de la correa elaborada en alcántara negro.

Sin duda, el resultado no podía ser más espectacular.

Trackbacks para este artículo

  1. Patek Philippe 5940 presume del mejor Calendario Perpetuo | Sibaritalia
  2. Gran Compilación Royal Oak Offshore | Sibaritalia

Deja un comentario