Frankenweenie, lo nuevo de Tim Burton

Desde que en 200 rodó el remake de El planeta de los simios, la carrera de Tim Burton no ha atravesado precisamente su mejor momento. Tal vez por eso no sorprende que, para reconquistar a sus seguidores, Burton haya regresado a terrenos conocidos. Y lo ha hecho con Frankenweenie, la versión en formato de largometraje de uno de sus más celebrados cortometrajes, realizado en 1984.

Frankenweenie, como su mismo título indica, es un homenaje al mundo de Frankenstein rodado en clave de filme de animación. El protagonista es un niño, Victor, que tras la muerte de su querida mascota, un perro llamado Sparky, decida resucitarla copiando el mismo experimento que ha visto en la clásica película de terror protagonizada por Boris Karloff.

Con esta historia, Burton consiguió el que para sus admiradores era su mejor corto, gracias a la mezcla de humor y poesía. Pero ahora, esos mismos seguidores se preguntan si lo que funcionaba en apenas quince minutos dará para una película de hora y media.

Para saberlo habrá que ver el filme, filmado con la artesanal técnica de stopmotion (es decir, grabando los movimientos de las marionetas fotograma a fotograma) que tan buen resultado le dio en 1994 a Tim Burton con Pesadilla antes de Navidad.

Burton ha retornado a su mundo más personal (el de las fantasías infantiles) para demostrar que sigue estando en buena forma artística. ¿Lo conseguirá?

Deja un comentario