Exposición de las cerámicas de Picasso

Hace ya treinta años que Jacqueline, segunda mujer de Pablo Picasso, donó a Barcelona las 41 piezas de cerámica que le regalase el genial pintor malagueño. A modo de homenaje a este hecho, y hasta el 1 de abril del año próximo, estas piezas estarán expuestas en el Museo Picasso de Barcelona para que, por primera vez, el gran público las pueda conocer en su conjunto.

Estos objetos corrientes, convertidos en arte tras pasar por las manos de Picasso, fueron realizadas entre los años 1947 y 1965. Se trata de ollas, jarras, fuentes de mesa… con las que el artista dejó su impronta con dibujos de búhos, toros, peces o rostros de mujeres.

Entre todas estas obras cabe destacar la serie de “empreintes originales (huellas originales), de 1965, método que creó Picasso con la ayuda del hijo de Georges Ramié para producir “impresiones cerámicas” partiendo de un molde de yeso en unos redondos platos.

Como bien explicó Bernardo Laniado-Romero, director del museo, acompañado por los comisarios Marilyn McCully y Michael Raeburn en la rueda de prensa ofrecida ayer, “con este proyecto se ha querido homenajear a Jacqueline por la donación, a la vez que, por primera vez en casi dos décadas, se podrán dar a conocer al gran público en su conjunto”.

Trackbacks para este artículo

  1. 37 millones de dólares por un Picasso | Sibaritalia

Deja un comentario