El Mercedes de los nueve millones de euros

Cuando un Mercedes Benz 540 K Especial Roadster de 1937 se vendió por 7,90 millones de euros, el año pasado en la feria del automóvil de Pebble Beach, pasó a convertirse en el más caro jamás vendido en una subasta.

Pues el pasado mes de agosto, Subastas Gooding & Company Pebble Beach presentó otro Especial Roadster 540 K por el que llegaron a pagar más de 9 millones de euros. Este llamativa, y seductor, modelos de 1936 perteneció a la Baronesa, y socialité, Gisela von Krieger.

La Baronesa se trasladó a Estados Unidos llevándose con ella el Roadster en el Queen Mary. Antes de mudarse a Europa en los años 60, se desplazó a Greenwich (Inglaterra), donde el Roadster –esconde las colillas teñidas por su pintalabios en el cenicero y en la guantera un par de guantes de satén– permaneció aparcado hasta su muerte en 1989.

Desde luego, pocos modelos de la casa Mercedes Benz de la época quedarán aún conservados en tan buen estado. Y, como es de esperar, se desconoce el afortunado que se ha quedado con esta maravilla mecánica de los años treinta. Sea como sea, estamos más que seguros que lo mantendrá, como poco, en las mismas incondicionales condiciones en las que lo ha adquirido.

Deja un comentario