Una copa de vino por 26.500 euros

Es lo que cuesta darse el placer de saborear una copa del vino más caro de la historia. Nada más y nada menos que 26.500 euros, son necesarios para un lujo destinado a paladares realmente exclusivos. Tan solo 12 afortunados y, como no podría ser de otra manera, hipermillonarios clientes podrán disfrutar de la cata del 2004 Block 42, uno de los vinos más raros del planeta.

Se trata de un Cabernet Sauvignon que se elabora en las bodegas Penfolds de Australia. La botella del preciado líquido alcanza la friolera de 136.000 euros, casi 23 milloncejos de aquellas antiguas pesetas. No es de extrañar que beberse una copita salga por un pico y que necesite casi un 20% del sueldo medio español.

La peculiaridad del 2004 Block 42 se encuentra en sus orígenes. El vino australiano se elabora con el mosto que dan las uvas de las vides más antiguas de la Tierra. Hablamos de unas viñas con auténtica solera, ya que está formada por vides que se transplantaron en suelo australiano, procedentes directamente de Francia.

El suceso aconteció allá por el año de 1830, cuando el galeno inglés Christopher Penfolds, fundador de las bodegas, plantó él mismo las famosas vides francesas. Poco podría imaginar que casi dos siglos después, uno de sus caldos llegaría a ser el más caro de la historia.