Hotel Water Discus, posada y fonda en el mar

Las inmensas secciones circulares que conforman la estructura principal del Hotel Water Discus confieren al complejo una apariencia un tanto extraterrestre. Y eso es solo lo que se aprecia a primera vista. Porque bajo las olas, al otro extremo de un cilindro que atraviesa el disco central, se encuentra otra edificación muy parecida, con espacio suficiente para 21 habitaciones, un bar y un puesto habilitado para hacer inmersiones.

El Hotel Water Discus ofrecería, también, vistas al arrecife. Así sería, al menos a grandes rasgos, el aspecto que tendría la espectacular instalación de recreo concebida por los diseñadores de la compañía polaca Deep Ocean Technology. La idea, según los responsables del proyecto, que ultiman los planes para construir este hotel submarino con distintos centros de investigación de su país, es que no haga falta “aparatos de buceo u otros equipos especiales para que nos deleitemos con la belleza del mundo marino”.

Eso sí, el edificio estará equipado con sus propios sumergibles para que los huéspedes puedan explorar los alrededores y estudiar la fauna y flora subacuáticas. No faltarán, por supuesto, un restaurante de lujo, un spa, amplias zonas recreativas…

La mole del Hotel Water Discus, qe cubriría como mínimo 2.000 m², descansaría sobre cinco pilares fijados al lecho marino. Desde las habitaciones dobles, situadas a unos diez metros de profundidad, se tendrían unas vistas espectaculares del arrecife sobre el que estaría asentado el edificio. Este contaría, además, con su propio helipuerto.

Deja un comentario