¡Hasta siempre, Chavela!

La diosa azteca de Costa Rica ha cruzado a la otra orilla. Chavela Vargas, la garganta rota de la música mexicana, la española de México, la banda sonora de Pedro Almodóvar, la canción de tantas vidas… ha muerto. Hoy, a sus 93 años de edad, Chavela no ha podido o no ha querido superar otro achuchón de sus achaques respiratorios y se ha entronado en la memoria de millones de personas, haciéndose aún más para siempre Chavela mimosa, pícara, abstemia borracha de excesos alcohólicos.

Hace tan solo unas jornadas que pasaba por España, para cantar con pasión la apasionada letra de García Lorca; y anoche mismo, a través de las redes sociales, nos hacía saber a todos que ella no moriría, porque iba a trascender… y ha trascendido, como su garganta, como su poncho, como su botella, como su rebeldía, como sus juergas, como su amor…

Derroche de vida generosa, compartida a raudales con quienes la admirábamos y la seguiremos admirando. La chamana grande velará nuestros sueños de amantes vehementes y seguirá poniendo notas desgarradas a nuestras pasiones impetuosas; diga lo que diga la muerte que, en este entierro, no tiene vela.

Porque nosotros, alumnos y pupilas de la Gran Chavela, negamos su muerte y nos unimos para proclamar su trascendencia, mucho más allá incluso de nuestras propias vida. Música para nuestros oídos, descansa en paz.

Imágenes: Clarín.com y Tiempo.com.mx

Trackbacks para este artículo

  1. Los Amantes Pasajeros | Sibaritalia

Deja un comentario