Eres, nueva colección de bañadores y bikinis de lujo

Han pasado más de 40 años desde que Irène Leroux se propuso convertir el cuerpo de la mujer en objeto de culto con su lencería y ropa de de baño, sin artificios como el relleno o las ballenas y revolucionar así la moda íntima. La creadora francesa pretendía moldear el cuerpo femenino a base de tejidos livianos y líneas depuradas, para conseguir que los trajes de baño se convirtieran en su segunda piel, adaptados a todos los cuerpos y formas.

Eres se convirtió en la nueva marca del traje de baño de lujo gracias a la técnica, creatividad y calidad de los materiales que utiliza. Valérie Delafosse, que empezó como asistente de Irène Leroux en el año 200, ascendió siete años después a nueva directora artística de la firma. Ella mantiene el patrón de su predecesora y transmite la verdadera esencia de Eres: feminidad, elegancia y sencillez.

Así lo ha hecho una temporada tras otra y este año no iba a ser de otra manera. Este verano ha elegido vestir a la mujer más aventurera con su línea Torpedo o la más práctica con Bazaar. Los diseños de la última colección están inspirados en viajes imaginarios por los países de Oriente Medio. Los bañadores y bikinis se tiñen de Egipto y Siria con los tonos del desierto: arena, burdeos o azul turquesa son algunas de las opciones.

La colección es un homenaje al mundo clásico que ofrece versiones renovadas de los estilismos de Salomé o de la reina Zenobia.

Deja un comentario