El atractivo del Citroën C4 Aircross

Aliarte con uno de los mejores fabricantes del mundo en materia de 4×4 para lanzar un todoterreno ligero no puede calificarse como una idea descabellada. Pues eso es precisamente lo que ha hecho Citroën, aprovechar el acuerdo de colaboración que tiene con la firma nipona Mitsubishi para comercializar este nuevo SUV de tamaño compacto, un vehículo que llega al único segmento en claro ascenso de ventas que existe en la actualidad.

Los ingenieros de Citroën han estado más de dos años adaptando diferentes soluciones tanto mecánicas como estéticas para hacer de este vehículo su buque insignia en el segmento de los 4×4 ligeros. Tanto la parte frontal como la trasera incorporan detalles de última hornada como las dos tiras de led verticales que sirven de luz diurna. El interior ofrece unas excelentes cotas de habitabilidad, con materiales de tacto firme y muy agradable, incluidos unos nuevos remates de acabado en una fibra plástica brillante denominada Black Cosmos. La estética del habítaculo cede algo de diseño a cambio de una superior funcionalidad y modularidad de todas las plazas.

La gama de motores está compuesta por un gasolina de 115 caballos y dos propulsores Diesel, un 115 caballos -desarrollado por Citroën- y otro con 150. La varienta inicial resulta muy interesante en su funcionamiento, tanto por su discreción sonora como por su rendimiento y bajo consumo. Además, el Aricross incorpora de serie un paquete de soluciones para reducir el consumo compuesto por Star&Stop y un recuperador de energía eléctrica en las frenadas.

Este C4 es un excelente cóctel entre comodidad y eficacia, sin caer en excesivos balanceos o rebotes de la carrocería. Podemos hacernos con un Citroën C4 Aircross desde 21.600€.

Deja un comentario