El Boeing 727 más lujoso

En pleno Parque Nacional Manuel Antonio, en Costa Rica, podremos disfrutar de un hospedaje sin igual. Nos referimos al avión Boeing 727 situado, en lo más alto del parque, equipado en su totalidad para servir como un completísimo hotel de lujo. Disfrutaremos de la selva y del mar desde la cubierta de madera construida sobre el ala derecha del avión.

Nos queda claro que en cuestión de hoteles de alto standing hay colores para todos los gustos. A día de hoy podemos hospedarnos con la mayor de las comodidades en el interior de montañas, bajo el agua de los océanos, en iglús, en medio de pistas de aterrizaje e, incluso, en cuevas prehistóricas.Según informa el portal inmobiliario Idealista, el interior de este avión, que en los años 60 voló para una aerolínea sudafricana y para otra de Colombia, está decorado con madera de teca y muebles tallados a mano. Además, el Boeing 727 cuenta con dos habitaciones con aire acondicionado, cada una con su baño privado, cocina y terrazas con vistas al mar y a los jardines circundantes.

Pasar una noche en esta maravilla conocida como 727 Casa Fuselaje, tiene un coste de entre 250 y 500 dólares (de 190 a 380 euros), dependiendo, como es normal, de la temporada en la que acudamos.