Turismo sepulcral en Hegra

Petra, la ciudad de arenisca roja excavada en los acantilados, capital del antiguo reino nabateo e importante enclave arqueológico de Jordania, no necesita presentación. Sin embargo Hegra, otra gran ciudad de esta antigua civilización de mercaderes, es mucho menos conocida. Llamada Al-Hijr en árabe, está situada en el noroeste de la actual Arabia Saudí.

Veintinueve de sus 111 tumbas monumentales presentan inscripciones fechadas; curiosamente, la mayor parte de las de Petra carece de ellas. Las inscripciones de Hegra permitieron datar ambas ciudades en torno a los 2.000 años de antiguedad. Con posterioridad a esa fecha los nabateos fueron absorbidos por el Imperio romano, y Hegra cayó en la ruina.

Los lugareños creían que la ciudad presilámica estaba maldita, por lo que durante mucho tiempo desalentaron a los visitantes, y el gobierno saudí hizo otro tanto. Pero los saudíes cedieron, y en 2008 Al-Hijr se convirtió en el primer bien del Patrimonio Mundial del país. Ahora arqueólogos y turistas son bienvenidos.

Dicho esto, y con la cercanía del día del padre, una escapada a las maravillas de Arabia Saudí seguro que deja a más de un papá encandilado. Y, en caso de no ser progenitor, un tiempo de relax observando las maravillas de una zona calificada como Patrimonio Mundial nunca está de más.

Trackbacks para este artículo

  1. ¿De quién es la máscara de Agamenón? | Sibaritalia

Deja un comentario